domingo, 21 de agosto de 2016

Jugar con la inteligencia del venezolano

Jugar con la inteligencia del venezolano

Las carencias que dejan en una sociedad las decisiones y acciones que toman y ejecutan políticos de oficio con las que hieren de muerte a la democracia como sistema de gobierno abren rendijas que son aprovechadas por sátrapas que encuentran en esas carencias el caldo de cultivo que les permite llegar al poder, y una vez allí se olvidan del bienestar colectivo para satisfacen las frustraciones, carencias, ambiciones y resentimientos del pequeño grupo de individuos que abrazan causas trasnochadas y fracasadas con las que destruyen el futuro de una sociedad.

Ya es bastante que el comunismo,  sistema que defiende la formación de una sociedad sin clases sociales donde no existe la propiedad privada, que fracaso en la extinta Unión Soviética misma cuna donde nació sea promovido en Venezuela por un tipejo que habla con pajaritos, ésta ideología desemboca en criminales dictaduras en las que sus protagonistas son una mezcla mal oliente similar a lo que se revuelve en las alcantarillas.

Están conformadas por asesinos, rateros, corruptos, narcotraficantes y ambiciosos dispuestos a cualquier cosa por conservar el poder que alcanzaron por medio de triquiñuelas, su permanencia en el depende de la fortaleza de los medios que manejan o de la complicidad de quienes juegan a su desgaste para montarse en una cresta política que los favorezca sin importarles la tragedia que viven quienes  irónicamente tienen el poder de encumbrarlos o defenestrarlos .

La dictadura que en Venezuela está asesinando, violando Derechos Humanos, limitándole a sus ciudadanos el acceso a medicinas y comida, que no respeta normas democráticas y utiliza su ordenamiento jurídico como traje a la medida para delinquir, jamás vera en la vía electoral la puerta de salida, por esa razón las acciones que se tomen para derrocarla deben tener claro ese objetivo por lo que las acciones a tomar deben estar provistas de convicción donde el verdadero interés sea el bienestar colectivo y no las agendas ocultas.

Dicen que el dinero mal habido y la tos no se pueden ocultar, en la grave situación que enfrenta Venezuela habría que agregar que jugar con la inteligencia de los venezolanos es un grave error,  los venezolanos están hastiados de que los traicionen con palabras almibaradas y con simuladas y repetidas acciones cuyos resultados desnudaran la existencia de un asqueroso contubernio si lo hubiere.

El tiempo de los estómagos vacíos, de las inminentes muertes por la carencia de medicinas, de la orfandad hacia el país, no es el mismo para quienes se agarran con uñas y dientes al poder ni para quienes apuestan a un alargue que les permita hacer realidad añejas pretensiones políticas, los venezolanos están huérfanos de atención y seguridad y jugar con esos sentimientos representaría un tsunami para “Tirios y Troyanos”.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

sábado, 6 de agosto de 2016

Por que Venezuela es un narcoestado


Las decisiones tomadas en Venezuela desde hace más de una década por quienes asaltaron el poder y lo han usado para convertirla en cementerio de empresas y en una enorme morgue ya no asombra a los venezolanos y probablemente tampoco a la Comunidad Internacional que mira hacía otro lado cuando debería alzar la voz porque ésta designación facilita aún más la llegada de drogas ilegales a sus países al no tener ningún control en Venezuela, el nombramiento de Néstor Reverol Torres como Ministro de Relaciones Interiores Justicia y Paz, un narcotraficante prófugo de la justicia norteamericana a quien una corte de Brooklyn lo acusa de participar en una trama de distribución de cocaína en los Estados Unidos ratifica que convirtieron al país en refugio de terroristas,  guerrilleros y narcotraficantes.

Su nombramiento es una afrenta al pueblo venezolano, un gobierno legitimo y democrático habría actuado de otra manera, ¿porque un narcotraficante al frente de uno de los ministerios más importantes del gabinete ejecutivo  independientemente de que un gran numero de jueces, ex ministros, diputados y otros funcionarios del régimen  estén respaldados por abultados prontuarios delictivos?; Nicolás Maduro quiere cuidar sus espaldas y la de un nutrido grupo de su servidumbre por aquello de que al enemigo hay que tenerlo cerca no vaya ser que la “conciencia” lo lleve a acariciar la posibilidad de un arreglo con alguna agencia internacional  que combate el delito de la droga.

No es lo mismo que funcionarios por iniciativa propia dejen pasar a través de puntos de control, de puertos y aeropuertos drogas ilegales para beneficiarse de manera personal a que desde las altas esferas del gobierno se emita la orden de permitir su transito por el territorio nacional como si fuera un producto de primera necesidad propiedad del gobierno sobre el que no se debe ejercer ningún control por parte de los organismos de seguridad del Estado.

Venezuela se enmarca sin duda en la definición de lo que constituye un narco estado “país cuyas instituciones políticas se  encuentran influenciadas de manera importante por el narcotráfico y cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales y miembros de las redes de trafico de drogas narcóticas ilegales amparados por sus potestades legales” (WikipediA), el narcotráfico es hoy en Venezuela un actor peligroso que el régimen ha asumido como negocio en el incursionaron tipejos del régimen a cambio de dinero, impunidad y protección.

El narco estado en el que han convertido a Venezuela dejó sin soporte  legal al venezolano de a pie, solo hay protección para la “mafia empresarial” que transformo al país en un corredor por el que se transporta la droga que produce y distribuye el vecino estado colombiano,  para que el transito se realice de manera segura es necesario que este al mando del Ministerio de Relaciones Interiores Justicia y Paz  un narcotraficante que conoce bien el negocio.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

domingo, 31 de julio de 2016

Clarinada Nicaragüense


La decisión del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua de destituir a veintiocho diputados titulares y suplentes de la Asamblea Nacional materializa en el país centroamericano la receta enviada desde la Habana,  la implementación del proyecto de régimen de partido único, antes de la destitución de los diputados, la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua había ordenado invalidar la representación legal del Partido Liberal Independiente (PLI), organización política a la que pertenecen los diputados  destituidos.

Nicolás Maduro visito Nicaragua el pasado veinte de julio para conmemorar el 37 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, seis días después  Jorge Rodríguez solicito la Consejo Nacional Electoral  la cancelación de la MUD como partido político por haber incurrido en el “fraude electoral más grande que se ha cometido en el país”,  ya antes el Tribunal Supremo de Justicia  a través de la Sala Electoral había ordenado la destitución de  los cuatro diputados del Estado Amazonas.

Daniel Ortega le toma el pulso a la calle, quiere saber hasta donde esta dispuesto a llegar el pueblo nicaragüense, mientras tanto Nicolás Maduro debe estar atento a los acontecimientos para proceder de igual forma contra una Asamblea Nacional que después de seis meses de gestión ha permitido que se continúe violando de manera flagrante la voluntad de los venezolanos que le dieron un voto de confianza.

El régimen juega al alargue para evitar  que los venezolanos ejerzan un derecho constitucional, el Referendo Revocatorio al que cada día ven más lejos  mientras los diputados de la MUD juegan con la paciencia de los venezolanos, si tuvieran que hacer largas colas para encontrar comida, si tuvieran que morir a un ser querido por falta de medicinas y no tuviesen escoltas que los protejan, las acciones en contra del régimen hubiesen sido otras.

El PSUV  y la MUD están sentados sobre el  mismo barril de pólvora, la razón es la misma mentiras, burlas y engaño, los diputados validados por las dos terceras partes del pueblo venezolano no han sabido sopesar el poder que eso representa y han permitido que siete delincuentes de la Sala Constitucional, cuatro rectoras del CNE y una cúpula militar de coyotes corrupta mantengan en vilo la paz y la seguridad de treinta millones de personas.

Seis meses de oxigeno para un régimen asesino, los mismos seis meses de muerte y miseria para el pueblo venezolano, es el saldo de gestión de una MUD que se doblo para no partirse, en esa acrobacia ha producido leyes que no se ejecutan, han invalidado y negado la extensión de decretos que se han ejecutado y que se han prorrogado, lo que refleja el respeto que el régimen de Nicolás Maduro y sus acólitos sienten  por la voluntad popular y por sus representantes, aún así están dispuestos a  un dialogo amañado con los verdugos de la democracia en Venezuela.

Cnel (GN) Antonio Semprún
@antoniosemprún
coronelantoniosemprún.blogspot.com

domingo, 24 de julio de 2016

Calle o dialogo con barniz habanero


La debilidad del régimen heredado por Nicolás Maduro lo hace tender puentes que le permitan alargar su permanencia en la Presidencia de Venezuela, ve en el dialogo al que le coloco maquillaje internacional con personajes afectos  a sus intenciones la posibilidad de lograr el objetivo de llegar hasta el año 2017, lo que permitiría al Vice Presidente de la Republica terminar el mandato presidencial de una gestión corrupta e incapaz.

Los representantes de la Mesa de la Unidad exigieron cinco condiciones para dialogar, condiciones que el régimen cumplirá una vez que haya logrado el objetivo propuesto, Nicolás Maduro y los ex presidentes Samper, Zapatero, Fernández y Torrijos implementaran la estrategia trazada desde la Habana, alargaran el tiempo para realizar el Referendo Revocatorio mientras las calles de Venezuela siguen tiñéndose de sangre y los venezolanos continúan muriendo  por falta de comida y medicinas.

La tragedia que vive el Venezuela tiene dos caminos a seguir, la calle en la que no se necesitan condiciones para dialogar y donde se rescataría del caos a las victimas de la indolencia y la ineptitud de quienes ejercen el poder y pretenden continuar en el a cualquier precio, y el dialogo una acción  minada de intereses en la que forcejearan  el régimen y la MUD, por el ejercicio de un derecho constitucional, forcejearan porque en las dictaduras hay que luchar por los derechos.

Los fundadores del Foro de Sao Paulo entendieron que por medio de la lucha armada no se llega al poder y optaron por las vías democráticas  para alcanzarlo y desde el imponerle a un pueblo su perturbada ideología, el régimen de Nicolás Maduro entendió que  la única opción  que le puede dar oxigeno es  intentar dialogar después que todas las señales indican el colapso del adefesio denominado Socialismo del siglo XXI.

El pueblo venezolano el pasado  seis de Diciembre le entrego un mandato a quienes deben decidir si seguirle el juego a Nicolás Maduro en su pretensión  de continuar estirando la arruga que representa la tragedia que a diario enfrentan los venezolanos o motivar un cambio inmediato en la dirección del país, para eso cuentan con el apoyo de más de siete millones  de venezolanos y con  la calle que a diferencia de un dialogo barnizado de conveniencia política no necesita mediadores internacionales, ni cambiar el lugar de reunión,  en ella se liberarían todos los presos políticos, se haría respetar las instituciones del estado y se activaría de manera “irrevocable” el Referendo Revocatorio.

Cnel (GN) Antonio Semprún
@antoniosemprún
coronelantoniosemprún.blogspot.com 

sábado, 16 de julio de 2016

Un paquete chileno para el General


Llegaron tiempos de decisiones en Venezuela, la tragedia que enfrenta el país en todos los ámbitos así lo requiere, porque en medio del desastre económico, social, político y espiritual están cercados más de treinta millones de venezolanos que viven un horror de escasez, inseguridad y muerte.

Reza un refrán que “cada día  sale un pendejo a la calle y el que lo encuentre es suyo”, Nicolás Maduro encontró el suyo, porta uniforme militar lleno de condecoraciones ganadas vaya usted a saber en que guerras porque Venezuela no ha librado ninguna que no sea la guerra económica inventada por la marioneta de la Habana que lo puso en la primera línea de batalla.

Al General Padrino López le colocaron una papa muy caliente en las manos, su vanidad y ambición de poder lo hizo creer ser merecedor del poder  implícito de tan pomposo cargo, no de la enorme responsabilidad que implica ser el jefe  de ministros y ministras en un país saqueado por sus camaradas.

Cree Nicolás Maduro que la designación del nuevo superministro lo libera de la responsabilidad de haber llevado a los venezolanos a la calamitosa situación que  enfrentan, Padrino López es el jefe de gabinete de un país en el que no se produce un grano de maíz, la culpa de la escasez de medicinas y de alimentos es ahora responsabilidad del cuatrisoleado general que no ha podido resolver la falta de equipos, uniformes y comida en las unidades de la FAN.

Nada nuevo bajo el cielo gris de Venezuela, la ambición de un traidor que comparte el “mando único” de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro con el ignorante ventrílocuo  que dirigen desde  Cuba no cambiara la tragedia que ocasiona el enroque del poder, no será el  superministro quien de respiro a la crisis que vive el país porque este necesita un nuevo rumbo, nuevas estrategias económicas, políticas y sociales que no saldrán de la cloaca política que ésta en el poder.

Al ministro de ministros le entregaron un paquete chileno, no por tonto sino por ambicioso, ahora tiene que resolver un problema de alimentación que no tiene solución en las actuales condiciones que vive el país, y llegado el momento deberá tomar la decisión de como enfrentar a un pueblo hambriento que se lanzara a la calles en busca de comida sin que su actuación incremente su expediente como violador de Derechos Humanos.

Con una dictadura no se negocia la libertad ni se obedece de manera sumisa las decisiones de sus órganos de ejecución como el TSJ y el CNE,  la enorme mayoría del pueblo venezolano es el poderoso órgano de ejecución con el que cuenta Venezuela para derrocarla,  ignorar su poder es criminal  y hace cómplices de la tragedia a quienes lo ignoran, las calles venezolanas son la solución de su tragedia.

Cnel (GN) Antonio Semprún
@antoniosemprún
coronelantoniosemprún.blogspot.com