domingo, 7 de febrero de 2016

Reincidencia criminal


La Nación venezolana es hoy una tierra arrasada por la avaricia de quienes insisten en permanecer en el poder para  terminar de exprimirla y esconderse detrás del  principio de autodeterminación de los pueblos que entre otras cosas expresa “el derecho de los pueblos, de las sociedades, de los conjuntos humanos a determinar su destino, por si mismos y a su libre y entero albedrio.

En Venezuela desde hace más de una década el derecho  de determinar el destino del conjunto humano que la conforma  se lo arrogo el grupo de indeseables que la gobierna y para esto tomaron en cuenta solo su entero albedrio lo que lo ha sometido a la tragedia que vive a diario.

Ésta tragedia que ha llevado a la población a vivir situaciones extremas obliga a tomar decisiones y acciones del mismo tenor, porque mientras más tiempo transcurre el lazo se aprieta en el cuello de los venezolanos y favorece a los verdugos que juegan a su alargue, ciertamente diecisiete años de acciones premeditadas para destruir el país no se corrigen en treinta días por esa razón las decisiones tienen que ser urgentes.

Hay un pueblo abandonado a su suerte que a pesar de la tragedia que afronta está decidido a luchar por su sobrevivencia, por esa razón confió en un puñado de hombre y mujeres  que deben entender su desesperación y necesidades aún cuando ellos no las padezcan, las decisiones inmediatas pasan por la unión del pueblo civil y uniformado.

Quienes por temor a perder comodidades o aspiraciones, pretendan quitarle el uniforme a esa unión tendrán que dar un paso al costado, porque esa unión  es la única que podrá controlar a los grupos armados que trataran de imponer su ley, controlar a una población que por necesidad y hambre llegara a la sala de los hogares de los vecinos y frenará la ambición de las aves de rapiña a las que les tendió una alfombra roja para que ingresaran al país.

La reincidencia criminal del régimen al cometer delitos en contra del pueblo venezolano lo hace culpable de la  desgracia que vive, los nuevos ediles no deben incurrir en la reincidencia  de convivir con los delincuentes que solo han traído tragedia a Venezuela, el régimen quiere tiempo, habrá tiempo para discutir y promulgar leyes, lo que no hay es tiempo para contener a un pueblo que se está muriendo de hambre.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com

sábado, 30 de enero de 2016

Quien tiene la culpa?



El diagnostico que presenta Venezuela después de los últimos diecisiete años en los que ha estado en manos de ladrones, saqueadores y narcotraficantes es  muy crítico en lo social, económico y político, eso nos lleva a buscar formas de acción urgentes que permitan rectificar el rumbo que la lleva directo a un precipicio.

Este diagnostico es el resultado de la actuación cómplice, ambiciosa, traicionera y carente de servicio social de quienes ocupan los más altos cargos en los poderes del estado y en las Fuerza Armadas Nacionales,  delincuentes con toga y birrete, portadores de uniforme que el brillo de soles y doradas estrellas  encegueció y la profundidad de sus bolsillos les hizo olvidar el compromiso de su juramento.

La cobardía disfrazada de protección al pueblo de quien en su momento no tuvo visión de historia, ni la valentía de defender resultados y la complicidad con el régimen de una parte del sector opositor también son responsables de ésta debacle, es momento de definiciones, de tomar acciones que eviten el descarrilamiento del país.

Los momentos que vive la Republica hace imperiosa la unión cívico-militar que en el pasado nos libero de la pretensión de Fidel Castro en el año 1963, de la aspiración del Estado Colombiano con la presencia de la Corbeta Caldas en aguas venezolanas y de la catástrofe que evito la negativa de la aplicación del Plan Ávila en el año 2002, cuando los venezolanos estaban en las calles reclamando libertad.

Ciertamente la situación que vive el país se debe a la actuación cobarde y servil de un grupo de venezolanos que deben pagar por sus actuaciones con prisión y degradación, pero también es cierto que en todos los sectores de la sociedad existen venezolanos dispuestos a reconstruir el país teniendo como base los principios democráticos, el respeto a la vida y el respeto a la opinión ajena.

Las instituciones del estado deben ser saneadas y concientizadas para enfrentar los tiempos que vendrán, tiempos que ameritan revisión y promulgación de leyes, control del gasto público, defensa de los Derechos Humanos, enfrentar y combatir a los grupos armados que atemorizan a la sociedad y que son bebes de pecho comparados con los extranjeros cubanos, chinos, rusos, bielorrusos, narco-guerrilleros que como hienas pretenden seguir mordiendo a los venezolanos, saqueando las riquezas del país y viviendo ocultos en nuestro territorio al que convirtieron el guarida de delincuentes.

La soberanía reside intransferiblemente en pueblo como reza el artículo cinco de la Constitución Nacional y pueblo es la gente común, entonces el problema que vive Venezuela es de todos y no se debe excluir ningún sector que la conforme por temor, por ambición o por aspiración  del poder, en la unión monolítica del pueblo está la paz y la calidad de vida que merece y necesita.

Todos somos culpables de lo que está viviendo Venezuela, su salvación pasa por la profilaxis en las instituciones del estado y por entender que la unión cívico-militar no debe producir miedo ni preocupación en  ninguno de los miembros de la unión, el país necesita para su rescate de un trabajo en equipo permanente, que este huérfano de ambiciones personales y partidistas, porque detrás del grave problema de desabastecimiento e inseguridad que enfrenta, esta uno de mayor envergadura el interés foráneo en nuestro territorio.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com   

domingo, 24 de enero de 2016

Empecemos por aquí



La condición natural del ser humano es desechar lo que no sirve, alejarse de lo que representa un peligro potencial que pueda generar daños, infección, gangrena o pus, los venezolanos debemos asumir esa condición contra la camarilla de gánsteres que nos ha ocasionado tanto daño. 

El pueblo venezolano ha tenido que soportar las consecuencias de la ineptitud y la avaricia de quienes  saquearon el país cuando enfrentan brutales racionamiento de agua, largos apagones de luz, cuando asisten a hospitales convertidos en sucursales de baños de carretera, cuando los fines de semana también hacen cola frente a morgues en las que no hay escasez, cuando ven como la mezcla de agua y sal en la convirtieron su salario se esfuma sin cubrir sus necesidades básicas, cuando  ven morir a niños y ancianos por falta de medicinas, cuando las comunidades se auto imponen un toque de queda para no quedar a merced de bandas armadas que imponen su ley, cuando sufren la  escasez producto de lo estéril que está la tierra después de las expropiaciones.

Ese oscuro panorama tiene responsables a los que hay que pedirles que abandonen los cargos que ocupan,  ese pedido no debe hacerse ante poderes ilegítimos arrodillados al régimen porque sería un pedido mudo, debe hacerse en las calles de Venezuela por quien tiene  el poder originario para encumbrar o defenestrar presidentes, en ese pedido debe amalgamarse el pueblo civil y el pueblo uniformado que vive la misma tragedia.

Desechemos lo que no sirve, empecemos por aplicar el artículo 227 de la Constitución Nacional “Para ser elegido Presidente de la Republica o elegida Presidenta de la Republica se requiere ser venezolano o venezolana por nacimiento,  no poseer otra nacionalidad, ser mayor de treinta (30) años, de estado seglar y no estar sometido o sometida a ninguna pena mediante sentencia definitivamente firme y cumplir con los demás requisitos establecidos en esta Constitución”,  quien no pertenece a un pueblo no puede dolerle la penuria a la que lo someten, quien no ha podido demostrar lo que establece este artículo no debe ocupar la primera magistratura del estado.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

lunes, 18 de enero de 2016

El asno y el zorro

La visita de Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional para rendir su memoria y cuenta sólo sirvió para evidenciar que la terrible situación que viven los venezolanos no es motivo de preocupación para el títere de la Habana quien en los fardos de gamelote que expectoró, dejó ver que lo importante para él y su fracasado proyecto es permanecer en el poder aún a costa del padecimiento de los venezolanos.
Los tiempos por venir serán muy difíciles para la sociedad venezolana debido a la escasez y el desabastecimiento creado como consecuencia del despilfarro y el saqueo al que fue sometido el país por los hampones que ahora pretenden por vía de decretos continuar alargando la agonía del pueblo que votó para que ésta situación cambiara.
El decreto de emergencia económica presentado por Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional es una bombona de oxigeno vacía que pretende poner paños de agua caliente al cáncer con metástasis que ellos incubaron; que propone entre otras cosas el decreto de emergencia económica que el régimen no haya hecho durante los últimos diecisiete años, control presupuestario sin contraloría, intervención de empresas privadas y sus inventarios para palear un desabastecimiento creado por ellos, restringir el acceso de moneda nacional o extranjera para los venezolanos de a pie mientras los personeros del régimen las adquieren en las cantidades que les provoca.

Los venezolanos deben confiar en que los diputados trabajaran para no traicionar la confianza en ellos depositada y estos deben entender que el pueblo se mueve al filo del hambre, las inseguridad y la desesperación, delicados ingredientes que si hacen ebullición producirán un lamentable costo social, los ediles deben apresurar las acciones para soluciónar  la explosiva situación que enfrenta el país, los tiempos del dialogo pueden ser muy ventajosos para el régimen pero muy largos para quienes llevan el peso de la desesperación y la angustia a cuestas.

No cabe duda que el pasado 01/15/2016 en las instalaciones de la Asamblea Nacional venezolana hubo un encuentro en el que se dieron cita la limitación y la experiencia, en las instalaciones del hemiciclo se encontraron de frente un asno y un zorro.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun

sábado, 9 de enero de 2016

La silla eléctrica del Socialismo del siglo XXI


El movimiento telúrico político del 6D produjo sus efectos en los integrantes de la secta que destruye el país y en la inmensa mayoría que voto por el cambio que empieza a mostrarse en el poco tiempo transcurrido y que lleva a cuesta el peso de diecisiete años de trampas, fraudes, violaciones, humillaciones e irrespeto.

Ese pesado lastre no le ha permitido a muchos venezolanos despabilarse siguen viendo un fantasma, no han digerido la importancia del enorme paso que se dio, hay quienes critican las acciones tomadas en la Asamblea Nacional sin detenerse a pensar que al monstruo hay que erradicarlo de lo político, de lo económico, de lo social pero también de lo psíquico que puede ser el mayor obstáculo para aligerar la llegada del necesario cambio.

Nada pesa más en el hombre que el miedo y  la conciencia, por eso quienes votaron por un cambio deben vencer el miedo que los limita, porque quienes están en el poder están luchando por aliviar el peso de sus conciencias y para ello se valen de los que han hecho por más de una década, echar mano a la ilegalidad, distraer la atención de lo importante hacia trivialidades como es querer hacer parecer una traición a la patria el desmontaje del cuadro del responsable de la tragedia que vive el pueblo venezolano de las paredes de la Asamblea Nacional cuando los traidores a la patria son quienes han sumergido a los venezolanos en un caos.

El seis de Diciembre se dio un paso importante pero no basta, hay que apoyar y confiar en lo que están haciendo los ciento doce venezolanos a quienes se les entrego una carga muy pesada la cual debemos compartir porque Venezuela es de todos y todos tenemos la responsabilidad de rescatarla, esa debe ser la actitud del pueblo que unido salió a decirle ya basta a quienes se embolsillaron el país, a quienes todavía se atreven a decir que no darán un bolívar a la nueva Asamblea Nacional, como si el erario público fuera una cuenta personal.

El pasado seis de Diciembre representó para el modelo político que a golpe y porrazo pretendió implantarse en Venezuela lo que representa para el condenado a muerte por un delito por el que fue encontrado culpable el último segundo que marca el reloj.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot

domingo, 3 de enero de 2016

Torre de Babel


Después de diecisiete años en los que una banda en la que se mezclaron ladrones, narcotraficantes y proxenetas gobernaron el país y lo convirtieron en refugio de delincuentes, en banco de su propiedad y en estado forajido, Venezuela necesita la ayudad que por indiferencia, por manipulación o engaño no se le habia dado.

Convirtieron las instituciones del estado en cascarones vacios de honorabilidad, respeto, dignidad y nacionalismo las integran quienes por ambición se convirtieron en verdugos de  justicia, en mercaderes de principios, el país fue invadido por la plaga de la corrupción que contagio a la gran mayoría de funcionarios públicos.

Impusieron una dualidad en la interpretación de las leyes, la que favorece al régimen y la del deber ser y en su aplicación prevalece la que los favorece, los gánster rojos están dispuestos desde la comodidad de las poltronas de sus oficinas a confrontar a los venezolanos para que los mantengan en el poder que les brinda impunidad.

Es tiempo de decisiones, es el momento en el que los miembros de la Fuerza Armada Nacional asuman el rol institucional establecido en nuestra Carta Magna, no deben permitir que los mercenarios del régimen derramen una gota más de la sangre del pueblo al que tienen el deber de proteger, los venezolanos hablaron contundentemente el pasado seis de Diciembre, a través de la voluntad del pueblo venezolano Dios habló y cuando Dios  habla hasta el diablo calla.

El régimen al ordenar a sus mercenarios impedir la toma de posesión de los ciento doce diputados electos el pasado seis de Diciembre irrespeta a la Fuerza Armada Nacional al pretender que ignore lo que establece la Constitución Nacional en su artículo 328, así mismo la reta a enfrentarse contra  grupos violentos que tienen la orden de motivar el miedo y la zozobra en la población.

Si los mercenarios de Nicolás Maduro y su régimen están dispuestos a arremeter contra un pueblo deseoso de vivir en libertad y de que se respeten sus derechos, la Fuerza Armada Nacional tiene que estar dispuesta a someterlos sin la más mínima contemplación.

La torre de Babel venezolana al igual que le erigida en la antigua babilonia se destruirá porque quienes pretendieron construirla se confundieron en el lenguaje, no entendieron el grito de un pueblo.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

domingo, 27 de diciembre de 2015

Entendamos lo que se logro


Después del seis de Diciembre de 2015 Venezuela es otra, los venezolanos demostraron lo que se logra cuando actúa  un pueblo unido, sin embargo  aún no creemos el gigantesco paso que se dio, ese día el régimen que destruyo el país perdió la confianza  de sus seguidores, perdió el miedo que producían en quienes no se atrevían a contradecirlos, perdieron el poco respeto que aún quedaba en una minoría decepcionada, pero sobre todo perdió la lealtad que habían construido entre quienes recibían dadivas haciéndoles creer que era un regalo de su generosidad.

Diecisiete años de asalto a la esperanza y a los sueños de los venezolanos crearon un sentimiento de inseguridad  que hay que sacudir,  el panorama político en Venezuela cambio,  el pueblo los derroto en todos los terrenos inclusive en el que estaba “blindado” de fraudes y ventajismos.

Ese día histórico marca el antes y el después de la Venezuela agobiada por la mafia que la administro como una pulpería de sus propiedad, cada día se fortalece la posición del pueblo que quería un cambio,  el que no hayan podido impugnar a veintidós diputados electos democráticamente, refleja sin dudas que ya no tienen el poder que tenían antes del 6D, que entre cantos de gallos y media noche transgrediendo de manera flagrante la Constitución Nacional y el ordenamiento jurídico vigente hayan nombrado un Parlamento Comunal y designado a veintitrés jueces y veintidós suplentes al Tribunal Supremo De Justicia pone de manifiesto la desesperación de contar con un apoyo irrito que los mantenga en el poder y que podrá ser impugnado por el nuevo parlamento nacional.

Cuando internalicemos el cambio que se logró, cuando nos lo creamos, a partir de ese momento lo que por años humillo e irrespeto a los venezolano y quienes fueron sus promotores empezaran a ser pasado para ceder el paso  a todo aquello que nos habían secuestrado.

Venezolanos la decisión es nuestra entendamos que fuimos protagonistas de un cambio histórico, tengamos fe, creamos en lo que hicimos el seis de Diciembre de 2015, entre más pronto lo internalicemos más pronto terminara está larga pesadilla.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com

sábado, 19 de diciembre de 2015

El pase de la factura


La historia es cíclica solo cambian los actores, el pasado seis de Diciembre de 2015 los venezolanos pasaron la factura a quienes hace más de una década llegaron al poder erigiéndose defensores de un pueblo que en época de democracia era humillado y abandonado por la clase política del momento, se encumbraron en él y los arropo la ambición, incurrieron en el repetido error de olvidarse del poder que tiene la gente común y humilde.

Después de cuarenta años, como consecuencia del olvido político llegó al poder un proyecto trasnochado que fracaso por la misma razón, de él nació una nueva clase sangre azul debido a las riquezas que le saquearon al país y  que dieron prioridad a sus ambiciones, una ambición que convierte a los políticos en mercaderes que ven  en el poder la manera de enriquecerse y no de brindar ayuda y aportar soluciones a las necesidades, los convierte en sapos que en su terquedad se estrellan con la misma piedra y en zorros que pierden el pelo pero no las mañas.

La estabilidad de un país no  funda sus bases sobre la espalda de falsos profetas con agendas ocultas ni sobre aparatos represivos, debe fundarse sobre el respeto a las ideas, a la alternabilidad de poder  y la aplicación consecuente de un proyecto social  que tome en cuenta al verdadero protagonista de cambios y responsable de encumbrar o defenestrar presidentes, el pueblo venezolano.

Debemos entender que la permanencia en el poder por largos periodos de tiempo deshumaniza, sobre todo si quién lo ejerce está movido por la ambición, el desconocimiento y la ignorancia, la política que rija un país debe ser civilizada y no una carnicería política donde el que legítimamente se opone es un traidor y un peligro potencial al poder que ostentan quienes gobiernan.

Venezuela  tiene recursos naturales que administrados de manera correcta permitirían que despunte como el país más importante de la región, pero  tiene también el recurso humano que la ha gobernado irresponsablemente, que ha sido el artífice de la desgracia que hoy vive, los venezolanos no necesitamos un verdugo que nos irrespete y humille, después del caótico trayecto recorrido durante los últimos años  tenemos que haber aprendido que el camino hacia la democracia es un aprendizaje colectivo que debemos sostener y practicar.

El pueblo venezolano volvió a pasar factura a quienes no entendieron que el compromiso social es el norte que debe regir las actuaciones y prioridades de quienes ejercen el poder por decisión soberana, quienes llegaron al poder en 1.998 no entendieron que el problema de un gobernante no debe ser que haya ricos, sino que hayan pobres.

Cnel (GN) Antonio Semprun                      
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com

sábado, 12 de diciembre de 2015

Despertar del letargo



El pasado seis de Diciembre del año en curso el pueblo venezolano dio el primer paso a lo que debe ser el inicio de cambios profundos  en la vida política, económica y social del país, por fin se ve la luz al final del túnel y no es el faro de un tren que se acerca a toda velocidad, al menos no para lo que hoy representa la mayoría calificada en un parlamento que debe volcar todas las ventajas jurídicas y normativas  que brinda ésta victoria electoral para  flotar el país.

La confianza que el pueblo deposito en los miembros de la nueva Asamblea Nacional no debe negociarse debe estar orientada al bien absoluto para Venezuela y sus ciudadanos, el tsunami de votos depositados en las urnas electorales deja muy claro el mensaje de un pueblo cansado de mentiras, de ofensas y sobre todo de promesas incumplidas.

Venezuela no cambiara de un día para otro, el éxito de ese cambio dependerá de no usar el revanchismo como arma, debemos empezar por la simpleza de cambiar el léxico de confrontación, los venezolanos esperan un cambio, desean mejorar su calidad de vida y eso hay que leerlo,  la confianza es un cristal que se rompe con facilidad y debemos ser cuidadosos con eso, porque ese cristal se protegerá con nuestro accionar, “los japoneses creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, lo deben reparar rellenando las fisuras con oro o plata (Kintsukuroi), para sobreponerse a periodos de dolor, que la nueva Asamblea Nacional sea el oro o la plata de un país que ha recibido un enorme daño.

El siete de diciembre no termino la lucha por devolverle la libertad a  Venezuela, ese día comenzó, es una bola de nieve que dependerá de cuanto crezca por el comportamiento de quienes llevan ahora en sus espaldas la confianza de un pueblo que quiere cambio, no hay tiempo para dormirse en el almíbar del triunfo.

Llegó el momento de dar la batalla no en términos bélicos, tenemos que seguir ganando terreno en el poco pueblo que aún cree en ellos, porque después de la contundente derrota, el régimen pretende castigarlo por su “infidelidad” con el proceso que los ha humillado.

El seis de Diciembre ganó la paz, ganó la tolerancia se debe ser humilde en la victoria porque no saber ganar es perder, debemos hacer la diferencia entre lo que fue vulgaridad y actitud pendenciera. Tora ! Tora ! Tora ! despertó del letargo un gigante que solo quiere cambio.

Cnel (GN) Antonio Semprun
 @antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

martes, 1 de diciembre de 2015

Miembros de la FAN

Miembros de la FAN

La institución  armada fue creada para que los hombres y mujeres que la integran potegan el país al que se deben, para defender y hacer respetar su Soberania, para brindar a sus ciudadanos una sensación de seguridad, de paz y tranquilidad.

Nicolás Maduro respaldado por el General Vladimir Padrino Lopez y una cúpula militar corrupta están atemorizando a los venezolanos amenazandolos con que ustedes saldrán a reprimirlos  por pensar distinto al régimen que  lo ha humillado durante diecisiete años.

El próximo 6 de Diciembre tienen la oportunidad de pagar la deuda moral e institucional que tienen con un pueblo que está luchando por ser dueño de su futuro y espera que ustedes se pongan  del lado correcto de la historia.

Cnel (GN) Antonio Semprun

Cnel.(GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun

domingo, 29 de noviembre de 2015

Venezuela libre “Cómo sea”


Lo que propugna la Constitución Nacional como valores superiores,  la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social, y en general la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político son letra muerta para quienes han convertido al ordenamiento jurídico venezolano en un traje a la medida que les permite delinquir con impunidad.

Primero Hugo Chavez, después un  títere ignorante heredero del poder y su banda de malhechores  colocaron por encima del derecho a la vida sus intereses personales y partidistas, usan la violencia como política de estado y  desde el poder financian a grupos de mercenarios que hacen el trabajo sucio que les permita permanecer en él a pesar de haber perdido la fe, la confianza y la esperanza de quienes en algún momento los vieron como salvadores de sus miserias.

Esa realidad reflejada en la pérdida de apoyo popular al añejado proyecto político que golpea con fuerza solo al bolsillo y el estomago del venezolano de a pie,  hace que desde plataformas comunicacionales se ordenen ataques velados y sistemáticos a grupos que luchan por un cambio en el país y en el peor de los casos en asesinatos, como ocurriera con él secretario general de Acción Democrática de Altagracia de Orituco Luis Manuel Díaz.

A través de la hegemonía comunicacional del régimen se puede ver a  funcionarios públicos incitando a acciones violentas contra ciudadanos venezolanos  bajo  el absoluto silencio e impunidad de las autoridades responsables de impartir justicia en una Venezuela secuestrada por delincuentes a quienes les encubren los delitos para mantener su status quo.

Los venezolanos saben que el terreno electoral está minado de ventajismo y fraude,  aún así se eligió transitarlo a pesar de que la historia grita que las dictaduras no entregan el poder democráticamente y de que Josep Stalin una vez dijera “lo importante no es quién vota, sino quien cuenta los votos”, ante éste escenario los venezolanos debemos estar convencidos  de defender nuestra decisión de ser libres,  tenemos que actuar seguros  que nuestra disposición le devolverá la libertad a Venezuela “como sea”.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
coronelantoniosemprun.blogspot.com

domingo, 22 de noviembre de 2015

Una cucharada de su propia medicina


Han pasado dieciséis años desde que llegó a la Presidencia de la Republica un individuo en quien se concentraba un amasijo de resentimientos, traía una agenda oculta escrita por un anciano sanguinario y se hizo del poder después de un intento fallido en el que engaño a soldados  de la Fuerza Armada Nacional que asesinaron a más de cien venezolanos inocentes con el único propósito de tomar el poder por la vía de las armas.

En aquel momento anuncio que haría navegar a Venezuela por “el mar de la felicidad”, una nefasta  travesía que la llevaría a Cuba donde hoy está atracada y convertida en calco de un país en ruinas en el que sus habitantes no viven sobreviven,  un país en el que sus ciudadanos carecen de alimentos, medicinas, repuestos para vehículos, insumos y equipos hospitalarios, mientras crecen las fortunas  en bancos extranjeros  de la camarilla de ambiciosos delincuentes que la saquean desde el gobierno.

La tertulia que durante la travesía se origino entre los delincuentes que por muchos años habían intentado apoderarse del país del oro negro y el nuevo presidente de Venezuela hizo que quien movido por un sentimiento de adoración y fanatismo por el sanguinario anciano se lo entregara en bandeja de plata.

La entrega sirvió  para que Fidel Castro implementara viejas estrategias que le permitieron almacenar a los largo de más de una década voluminosas pruebas de cuentas bancarias, vida personal, vida delictiva y negocios de los jerarcas de la “revolución bonita”, pruebas que utilizara con éxito para que guarden silencio y se arrodillen ante sus exigencias.

En la agonía del régimen sus protagonistas  beben una cucharada de su propia medicina,  son extorsionados, escuchados ilegalmente, denunciados  ante autoridades extranjeras lo que permite su persecución y captura, al régimen de Nicolás Maduro  los Castro le tiene una cadena al cuello como la que se le pone a un  perro al que se puede controlar dócilmente.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com

sábado, 14 de noviembre de 2015

Venezuela Territorio de narcotraficantes

                        
Un país con empresas creadas para brindarle beneficios económicos que permitan su desarrollo y la estabilidad de su sociedad  como PDVSA está convertido en  territorio que se disputan  bandas de narcotraficantes que  luchan por el poder absoluto y para tal fin usan estas empresas para lavar el dinero que produce el negocio de la droga aprovechándose del enorme volumen de facturación que realizan debido  a las actividades de extracción y exportación del petróleo.

La reciente detención en Haití de Efraín Antonio Campos Flores y Francisco Flores de Freitas sobrinos de la primera combatiente venezolana por intentar introducir a territorio norteamericano casi una tonelada de cocaína pone en evidencia la lucha interna que se libra por el control del territorio, el traslado expedito a los Estados Unidos de los implicados en este delito impidió que se repitiera lo ocurrido en Aruba  con el General Hugo “el pollo” Carvajal, cuando el régimen se valió del poder del petróleo para chantajear a las autoridades Holandesas y evitar su extradición.

Una operación en la que estaba involucrada esa enorme cantidad de cocaína, bienes de la nación como el avión en el que se transporto la droga que era utilizado por venezolanos tenedores de pasaportes diplomáticos y familiares de Nicolás Maduro y Cilía Flores, tuvo que haber sido delata por alguien a quien le convenía dar un golpe contundente a la banda enemiga aunque estén cubiertas por el mismo paragua.

Los delincuentes que ejercen el poder en Venezuela fueron desmontando la estructura del estado, comenzó hace diez años  con la expulsión de la oficina de Administración Federal de Drogas (DEA) de los Estados Unidos, fue el primer paso para convertir al país en corredor despejado para el tráfico de cocaína y refugio de narcotraficantes.

En medio de esta lucha sin cuartel por el poder y el dinero está el pueblo  venezolano que es la única víctima de quienes han convertido a Venezuela en territorio en disputa de bandas de narcotraficantes.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com 

sábado, 7 de noviembre de 2015

El abogado del diablo


No es posible defender acciones que desde el ángulo que se miren son indefendibles,  sin embargo en el caso del fiscal 41 del Ministerio Publico con competencia plena Franklin Nieves, quien fuera uno de los funcionarios que llevo el caso de Leopoldo López y que según sus propias palabras se usaron pruebas falsas para sentenciarlo y condenarlo a prisión, hay un punto que debemos analizar, más allá de lo que produce los sentimientos que se mezclan al escuchar sus declaraciones.

No es lo mismo un secreto a voces sin pruebas, que tener las pruebas que ponen en evidencia la flagrante violación de los Derechos Humanos de los venezolanos, en ésta lucha por el rescate de la libertad de Venezuela se deben recorrer todos los caminos que conduzcan a ella, acaso no ha habido personajes importantes que se han reunido con asesinos y narcotraficantes para darle una salida al país de la crisis que enfrenta.

No es lo más inteligente cerrarle las puertas a los cientos de Franklin Nieves, que puedan contribuir a terminar de desnudar al régimen de Nicolás Maduro, son necesarios y no es cuestión de olvidar  ó perdonar, porque es imposible olvidar la desgracia que ha vivido el pueblo de Venezuela en los últimos dieciséis años, no solo por la injusticia cometida contra los presos políticos sino por el daño que le han hecho al país.

La situación que vive Venezuela nos obliga a escoger en ser zorro y león, el zorro no se puede defender de los lobos y el león no puede defenderse de las trampas, por eso es necesario ser zorro para descubrir las trampas y león para atemorizar a los lobos (Maquiavelo 1993: 137-138). [1].

Así como en el año 1587 en la iglesia católica aparece la figura del “abogado del diablo” para argumentar contra los procesos de beatificación o canonización de la persona en cuestión, en el año 2015 debemos darle la oportunidad a quienes pueden aportar pruebas que desenmascaren a un régimen asesino que ha manipulado  leyes, jueces y fiscales a su conveniencia, para con esas mismas leyes juzgar a quienes desde cualquier posición las infringieron.

Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun
Coronelantoniosemprun.blogspot.com

domingo, 1 de noviembre de 2015

Las dos verdades de Venezuela


El país que se ha desdibujado en los últimos dieciséis años debido al zarpazo que  le diera un grupo de mercenarios sedientos de poder,  lo transformo de la vitrina de democracia que era en calco de dictadura y madriguera de delincuentes.

Durante más de un década Venezuela ha sido escenario para la lucha entre quienes  están decididos  a permanecer en él poder a cualquier costo como lo dijera recientemente  en cadena nacional Nicolás Maduro y quienes con buenas intensiones  desean devolver la libertad al país y el respeto a sus ciudadanos.

Para quitarle un pais de las manos a los dictadores las buenas intenciones no bastan porque el  temor de estos a perder el poder que les brinda impunidad los lleva a pensar y actuar al mejor estilo stalinista, no importa quién vota sino quien cuenta los votos y en Venezuela los cuenta el CNE, organismo electoral arrodillado al poder ejecutivo.

En cada contienda electoral que se ha librado  en los últimos años entre quienes decidieron ser eternos en el poder y quienes desean despojarlo de él, ha habido un ganador  y un perdedor como en toda lucha, solo que en  Venezuela  el árbitro (CNE), ha dado ganador a quien irreversiblemente ha sido el perdedor.

En el horizonte político de venezolano se avizora un hecho histórico por lo que representa el resultado del mismo y que dependerá de la postura del pueblo que ha sido víctima del régimen totalitario que se quiere cambiar, frente a este hecho hay dos verdades en Venezuela el venidero seis de Diciembre, que el régimen hará fraude porque perdió la calle y la confianza de sus electores debido a la desgracia que viven y que la oposición ganara de manera contundente las elecciones.

Ante esa verdad hay que preguntarse, está la oposición representada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dispuesta a hacer respetar lo que a pesar de la ausencia de observadores internacionales será una victoria irreversible, el régimen tiene arrodillado a los poderes del estado y los venezolanos tienen la fuerza de un pueblo dispuesto a defender su legitimo derecho a que lo respeten, a tener mejores oportunidades de vida, y a poder elegir su propio futuro,  las dictaduras no entregan el poder de manera democrática lo que impone una posición de rebelión permanente por parte de los ciudadanos, cualquier vía que represente él rescate de la libertad de un país debe transitarse consientes y decididos a  pagar el riesgo que conlleva.

                                
Cnel (GN) Antonio Semprun
@antoniosemprun                                        
Coronelantoniosemprun.blogspot.com