lunes, 27 de diciembre de 2010

CARTA A UN VENEZOLANO INDIGNO

Al Teniente Coronel Presidente, quien ha llevado a los venezolanos a vivir la angustia, la tristeza, la desesperanza, y la inseguridad de la peor etapa de sus vidas.
Hay que ser muy descarado para aprovecharse del sentir de los venezolanos que están viviendo la angustia y la incertidumbre que les produjo la fuerza de la naturaleza. Cuando en sus líneas del domingo pasado pretende con su lenguaje ladrón de esperanza comparar la situación de los venezolanos con lo vivido en Jerusalén por José, María y Jesús. En sus descaradas líneas habla de cómo el nacimiento del niño Jesús queda reflejado en los refugios de los damnificados. Cuando la ineptitud e ineficiencia de su régimen son responsables de la desesperanza y tristeza de tanta familia venezolana.

Usted llama a quienes nos oponemos a que lleve a Venezuela a una DICTADURA INMORAL “oposición apátrida'' la que ha querido empañar nuestra Navidad cuando es usted el único responsable que desde hace once años los venezolanos no hayan vuelto a tener una navidad feliz. Usted, ha asesinado con su proyecto trasnochado los sueños de los venezolanos, sembrando odio y separando familias. Usted, no sigue a Cristo redentor como lo expresa en sus líneas, usted sigue a su propio Cristo, un octogenario anciano DICTADOR que le dicta directrices para que empobrezca y destruya al pueblo venezolano.
Su desfachatez no tiene límite cuando afirma que “cada refugio es la representación viva del pesebre originario”. No, Teniente Coronel Presidente, en aquel pesebre hubo alegría, esperanza y paz. El niño Dios nació sobre una cama de tibia paja, mientras en la Venezuela que ha recibido miles de millones de dólares por la renta petrolera, los niños de los refugios duermen en colchones plásticos conviviendo con la tristeza, la desesperanza y la angustia. En su cita de Ludovico Silva “No hay peor infierno que la falta de esperanza. Perder la esperanza es no tener futuro, el porvenir se nutre de ella”. Acertada es su cita porque los venezolanos y Venezuela están viviendo en un infierno desde que usted desgraciadamente asumió el poder y les destrozó la esperanza.
Usted, dice que como cristiano radical, entiende y asume el santo Evangelio como salvación y liberación definitiva de todos los hombres y mujeres de buena voluntad. y hace mención a las palabras de Juan Pablo II en el documento “¿Qué has hecho tú de tu hermano sin techo? La iglesia ante la carencia de viviendas”, que escribiera a propósito del Año Internacional de los Sin Techo (1987) establecido por la ONU: …salir al encuentro de quien tiene necesidad de una vivienda pertenece al espíritu de las “obras de misericordia”, en función de las cuales seremos juzgados por Cristo nuestro Señor (cf. Mt. 25, 31-46). Usted tendría que preguntarse ''Que has hecho tu para que tus hermanos tengan un techo''. La respuesta a esta pregunta es hartamente conocida, NADA.
Usted pide que los venezolanos reflexionen profundamente sobre sus acciones y decisiones. La reflexión debe empezar con una pregunta, ¿Porque usted ha regalado a otros países el dinero que no le pertenece, porque otros países reciben regalos mil millonarios mientras Venezuela se hunde en la miseria?. Usted, quiere que los venezolanos saquen conclusiones ''sobre su decisión de legislar radicalmente en función de la felicidad colectiva que nos merecemos que comienza necesariamente por la resolución del problema de la vivienda''. El pueblo de Venezuela ya sacó sus conclusiones. Usted, construyó viviendas en otros países mientras los venezolanos carecen de ellas. Usted, es un mentiroso compulsivo y un enterrador de futuro que pretende seguir tratando a todo un pueblo como un rebaño de borregos.
Teniente Coronel Presidente, Usted afirma que han comenzado a “ladrar los perros”. En sus ladridos, desconocen a nuestra Carta Magna y van contra su espíritu, alegando que estamos dando un golpe de Estado contra la misma, como justificación y preludio del golpe que ellos sí están tramando. No, Teniente Coronel Presidente, los venezolanos le están gritando a un perro que desconoce la Carta Magna y desde el Estado dió un golpe de Estado en contra del Estado.
Usted dice en sus líneas que junto al pueblo conjurará a todos los diablos que se le pongan por delante, se estrellarán y se seguirán estrellando como sucedió esta semana en la que intentaron desestabilizar nuevamente al país. Teniente Coronel Presidente, no le quepa duda que el pueblo conjurará al diablo que rodeado de servidumbre lo ha engañado y se burlado de él.
Usted ha convertido a la Venezuela fraterna, amistosa y amable en un país de enemigos, usted ha hecho que los venezolanos tengan que abandonar su país y mueran lejos de sus seres queridos y de su tierra.
Usted ha comprado la conciencia de quienes decidieron lanzar sus principios al rio Guaire para que se mezclaran con el contenido de su pestilente y oscuro caudal.
Pensándolo bien a usted no sólo hay que llamarlo LADRON que es aquel que toma clandestinamente un bien que no le pertenece, también hay que llamarlo GENOCIDA, que es aquel que sistemáticamente extermina un grupo étnico, racial o religioso. Usted, se ha apoyado en una miserable mezcla de nacionales y extranjeros a quienes les extrajo del alma su vocación masoquista de seres que necesitaban ser escupidos y maltratados que sintiéndose abyectos se sentían realizados, esa es la atmosfera en la que usted flota.
Usted es ejemplo vivo del refrán ''Dios los cría y ellos se juntan''. Usted, se ha rodeado de seres que han perdido los escrúpulos, les ha comprado el honor, la decencia y el respeto por ellos mismos, los ha convertido en un pellejo de huesos que después de servirlo y secundarlo en sus innobles acciones contra Venezuela, sólo les quedará como único requisito para enmendar sus errores señalarlo por sus crímenes para no morirse de asco.

Teniente Coronel Presidente, usted es un miserable rufián que en nada se diferencia de los holgazanes que han cabalgado en la historia y que están a punto de morir. Quiero ponerlo al tanto de la respuesta que dió Fidel Castro a Ignacio Rasco, periodista católico en 1959 cuando intentó explicar porque no era comunista. Cito, ''No soy comunista por tres razones. Primera, porque el comunismo es la dictadura de una sola clase y yo he luchado toda mi vida contra las dictaduras y no voy a caer en una dictadura del proletariado. Segunda, el comunismo significa odio y lucha de clases y yo estoy en contra completamente de esa filosofía. Tercera, porque el comunismo lucha contra Dios y la iglesia''. Aun así usted, se empeña en seguir sus directrices y cambiar el sistema de gobierno en que el pueblo ejerce la soberanía (Democracia) por un gobierno que se ejerce fuera de las leyes constitutivas de un país (Dictadura).
Teniente Coronel Presidente, será muy larga la cola de venezolanos que lo estarán esperando cuando descienda de la escalera del poder a la que el pueblo engañado lo encumbró, en ese momento se les hinchará el pecho de regocijo cuando lo vean juzgado y condenado por la justicia divina o la de los hombres. Usted, más pronto de lo que imagina se convertirá en un bagazo mal oliente y olvidado en un rincón del chiquero de la historia.
Teniente Coronel Presidente, como no sé si realmente usted ha leído los libros que dice haber leído y mi duda radica en que un asiduo lector no incurre en errores ortográficos como los exhibidos por usted en cadena nacional sobre un pizarrón. Me inclino entonces en suponer que debe haber leído alguno de los pensamientos del Libertador. Y como no me seria grato invitarlo a nada que no sea que rectifique en su absurdo proceder cosa que dificulto hará por su miopía de visión de historia y embriagues por el poder, lo insto a que reflexione sobre el momento, los motivos que llevaron al Padre de la Patria a escribir un pensamiento en aquellos lejanos y aciagos días de la patria. Nunca imaginó el hombre grande de América que un pensamiento suyo lo señalaría a usted de la misma manera que usted señala las propiedades que habrá de robarle a los venezolanos. Este es el pensamiento sobre el cual lo insto a reflexionar.
''MALDITO EL SOLDADO QUE VUELVE LA ARMAS CONTRA SU PUEBLO''

Cnel. (GN) Antonio Semprun
Oficial de la Plaza Altamira

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo mi Coronel. Estos pensamientos reflejan el sentir de la inmensa mayoría de los venezolanos.

    ResponderEliminar