sábado, 23 de junio de 2012

En la Venezuela de Chávez la vida vale una bala

Los ciudadanos de un país tienen el derecho de exigir seguridad al empleado que contrataron para presidente. - Antonio Semprun

Cnel.(GN) Antonio Semprun
Oficial e la Plaza Altamira

El enemigo que ha creado Chávez basado en la vieja teoría de su padre político Fidel Castro de un enemigo que nos invadirá, no le ha permitido darse cuenta que desde hace catorce años el enemigo comenzó lentamente a tomar posiciones estratégicas dentro del país. Hay dos razones para esta lastimosa y despreciable penetración a nuestro territorio, que la revolución del presidente le ha abierto la puertas a un extranjero invasor a quien no le duele la sangre de los venezolanos y que esa misma revolución ha armado e ignorado una delincuencia criolla que le está quitando la vida a los venezolanos sin misericordia.

Chávez en su desenfrenada carrera al poder se ha dedicado a invertir miles de millones de dólares en armamento pesado e inoperativo convertido en chatarra en los países que han hecho un negocios extraordinario con sus ventas, armamento no aptó para un país donde su destartalada vialidad se traga un liviano camión de basura comparado con el descomunal peso de los armatostes tanques rusos, compra aviones no tripulados desarmados a Irán para hacer creer a los venezolanos que los fabrica su revolución pero los arma un general iraní. Este circo ocurre mientras la inseguridad, verdadero enemigo de la sociedad venezolana se desplaza impune por las calles de Venezuela apretando el gatillo para hacer de los venezolanos un tiro al blanco.

Recientemente el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, se refirió a la puesta en marcha de la Misión A Toda Vida Venezuela la que calificó como una iniciativa que tiene que ver con la puesta en práctica de medidas preventivas y de control penal, dijo también el ministro que el objetivo de este "gran esfuerzo" es garantizar la vida y la paz de la población y ratificó que los delitos en el país han venido aumentando a excepción de aquellos que tienen que ver con la propiedad. Lo que no dijo el ministro es que la razón por la que los delitos contra la propiedad no han aumentado debe ser porque los comete Chávez.

Tareck El Aissami expresó ''que el enfoque preventivo de la misión es reducir los riesgos, lo que llamamos la fábrica de delincuentes, de jóvenes que lamentablemente terminan siendo protagonistas de hechos delictivos". Olvidó el ministro que su jefe en los últimos catorce años ha manejado a Venezuela como si fuera su fábrica que si en el país existe una cultura donde aún predomina el consumismo, la exclusión y donde además se privilegia la violencia por encima de la convivencia solidaria ha sido porque Chávez lo ha querido así para usarla como un arma política que defiende su revolución.

El cinismo e irresponsabilidad del régimen es tal que basta con revisar las estadísticas de los lamentables partes de guerra que han arrojado algunas confrontaciones bélicas para darse cuenta de lo que está pasando en el país. Estados Unidos en diez años de guerra en Vietnam perdió cincuenta y ocho mil (58.000) vidas. En Venezuela después de catorce años de revolución bonita en el socialismo del siglo XXI, la sociedad venezolana ha perdido ciento sesenta y nueve mil (169.000) vidas. Chávez ha creado en lo que va de su inepta gestión 18 planes en materia de seguridad, todos han sido un "fracaso".

En 14 años el gobierno no pudo con la violencia por incapaz ó por cómplice, lo cierto es que los venezolanos somos los que hemos tenido que pagar un precio muy alto por el adefesio de revolución que encabeza el dictador venezolano. La incapacidad y la ineptitud deben ser reemplazadas para evitar males mayores. Honduras y Paraguay son dos países ejemplo de lo que se debe hacer para terminar con el cáncer que puede causar metástasis en la sociedad. En Venezuela Chávez, ha incentivado el odio, la división y lo más grave aún ha creado una cultura de irrespeto e indiferencia por la vida.

1 comentario:

  1. Las dictaduras comunistas de la vieja Europa, tenian la "Chekas" organo represor para eliminar a adversarios políticos y también como no, para liquidar adeptos cuando ya no hacían falta o cuando se desviaban de las órdenes, las famosas "purgas".
    Otras dictaduras comunistas en el resto del mundo también tienen sus versiones de las chekas. Y dictadura al fin, las de derechas, también cuentan con su maquinaria para hacer desaparecer gente, con abundantes ejemplos en latinoamérica.
    Esto tiene sus consecuencias de "mala reputación" para los sistemas que la aplican, hoy en día con la comunicación globalizada y la opinión pública internacional hacen peso, condenando estos procederes en los gobiernos de países represores, organismos como Amnistia Internacional y HRW mantiene vigilancia sobre estas prácticas asesinas en regímenes totalitarios como el venezolano, pero el tirano de Sabaneta no tiene este órgano represor como tal, sus Chekas son la delincuencia común con su elevadísima tasa de crímenes. Cuando el llanero loco quiere eliminar a un opositor no le hace falta emplear a un organo represor, el rival político muere en un vulgar atraco ¿y cuando alguno de sus fieles difiere de sus líneas ideológicas? ¡que casualidad! otro atraco sega la vida del díscolo, ¿Quié dice que no fue así? ni la opinión pública, ni HRW, ni AI pudieran probar que fué el régimen, el que los fulminó, por esto yo creo que la delincuencia común es un aliado de la dictadura de Chávez y por lo tanto no le conviene que merme su actividad, es su perfecta excusa.

    ResponderEliminar