sábado, 7 de abril de 2012

Carta abierta a Hugo Chávez

Chávez, su regreso directo a Barinas desde la Habana la que ha convertido usted en la nueva capital de Venezuela, abre espacios para algunos análisis. La reunión familiar que tuvo al llegar dejó ver que también tiene memoria corta lo que aqueja a muchos políticos y venezolanos. La improvisada reunión eclesiástica en la que hizo usted uso de la palabra habló de su necesidad de expresar lo que se siente cuando se lleva adentro la amenaza que marca el fin del camino, se dirigió usted a Dios al mismo Dios cuyos representantes en la tierra han sido ofendidos de palabra tildándolos de diablos con sotana.

Reconoció usted entre otras cosas que abismo llama al abismo, que no se debe andar por allí invocando la muerte, lo que olvidó cuando en su afán de sembrar temor ordenó a la Fuerza Armada Nacional utilizar el lema ''Patria, Socialismo ó Muerte". Expresó que las personas tienen que sentir ganas de vivir, que hay muchas razones para querer vivir y valoró con nostalgia los abrazos de sus padres, las muestras de cariño de hijos y hermanos ante la terrible realidad que Dios, usted, Fidel y un reducido grupo conoce.

Le pidió a Dios que le diera vida no importa si fuera dolorosa pero que le diera vida y se ofreció a llevar la corona de espinas de Jesús y no sólo su cruz sino cien cruces, porque según usted, todavía le quedan cosas por hacer por este pueblo, por esta patria, cree usted que se puede hacer más por la desgracia en la que hoy tiene sumergida a Venezuela y los venezolanos?

Pidió por su vida y se olvidó que cada fin de semana el país se viste de luto porque muchos padres, hijos y hermanos no volverán a sentir el abrazo ó las muestras de cariño de sus seres queridos por la acción de grupos de delincuentes armados por su régimen que les han arrebatado la vida, una vida tan valiosa como la suya, olvido también que tiene presos políticos que están muriendo lentamente en las cárceles padeciendo probablemente su misma enfermedad a quienes no se les ofrece ni la atención medica de la que usted dispone ni se les permite la compañía de sus seres queridos para que les den un abrazo. Es lógico que todo ser humano luche por su vida, pero usted cree que en Venezuela la única vida que vale es la suya.

Le pide usted, clemencia a Dios cuando ha sido inclemente con los venezolanos, miles han tenido que dejar su país para sobrevivir en diferentes rincones del mundo desde donde no han podido volver a sentir el abrazo de sus seres queridos, peor aún han tenido que llorarlos en la distancia por no poder regresar a su lado para despedirse de ellos por última vez y enterrarlos. Reflexione, no pida lo que su infinito egoísmo no le permite dar, lo dijo usted no se debe andar por ahí llamando a la muerte u ocasionando daño a los semejantes creyendo que la justicia se arrodilla, créame hay una que no lo hace, si tiene alguna duda lo invito a que haga un ejercicio mental para que recuerde lo que pasó con los individuos a quienes pertenecieron estos nombres, Luis Tascón, Alberto Műller, Lina Ron, Carlos Escarra, William Lara, Juan Carlos Figarella, Clodosvaldo Russian, Guillermo García Ponce, Luis Ceballos Lobo, Danilo Anderson, Luis Ascanio Báez, Rafael Cabrices, Pedro Ortega Díaz, Lino Martínez, Gilberto Rodríguez Ochoa, Juan de Jesús Montilla, Rafael Núñez Tenorio, Argelia Laya, Jesús Aguilarte, la lista es más larga.

Usted no respeta a Dios, de El se acuerda cuando lo necesita, mientras eso no ocurre lo trata como lo ha hecho con quienes le han servido. Usted sólo respeta, admira y adora a su barbudo dios caribeño a quien le ha ofrendado la paz de la sociedad venezolana y las riquezas de Venezuela, en los momentos en los que ha visto peligrar su posición de poder ha recordado que Dios existe, ocurrió la madrugada del trece de abril del 2002, cuando levantando un crucifijo mostraba un fingido arrepentimiento prometiendo cambiar por el bien del pueblo y la patria, pasado ese momento se dedicó a sumergir a los venezolanos en la miseria y el odio.

Chávez, usted está absolutamente "fuera de ranking" para pretender llevar la cruz ó la corona de Cristo, ese doloroso sacrificio sólo está destinado para hombres humildes, puros de corazón, dispuestos a entregar su vida por sus semejantes y usted es la antítesis de un ser así. El terror que hoy siente al saber que está en usted una amenaza que marca el fin del camino lo lleva a suplicar por su vida, empiece por demostrar su buena fé, respete el derecho ajeno, libere a los presos políticos porque es usted quien los tiene privados de su libertad.

Usted ha jugado a ser un Dios todopoderoso, dese cuenta lo insignificante que ha sido al pretender imitarlo, las palabras expresadas el pasado jueves santo reflejan su corta memoria, preocupación por su vida, su inocultable ambición de poder, temor a Dios y un profundo egoísmo. Después de trece años en los que ha utilizado el poder para destruir, es probable que en Venezuela queden incautos a los que aún puede usted engañar pero tenga como cierto que a Dios no se le puede engañar.

Cnel. (GN) Antonio Semprun
Oficial de la Plaza Altamira

http://www.coronelantoniosemprun.blogspot.com
@antoniosemprun

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, con todo respeto y admiracion, lo felicito, creo que ha logrado plasmar el sentimiento de muchos venezolanos, incluyendome, desde hoy su seguidora. Atentamente Menka Ceballos

    ResponderEliminar
  2. QUE CARTA TAN REALISTA, ME OYO PORQUE YO HABIA COMENTADO, COMO ES POSIBLE Q ESTE SEÑOR QUIERE Q EL PAPA LE RECIBA SI EL DICE LAS COSAS Q UD. PUSO EN SU COMUNICACIÓN LE FELICITO. QUE DIOS LE PREMIE. GRACIAS.

    ResponderEliminar